Una mirada más cercana a las industrias de HYscent: Fitness

Los gimnasios y los centros de fitness y bienestar se están volviendo cada vez más populares en el siglo XXI, y una gran parte del mundo se está obsesionando con la salud. Sin embargo, el club de salud de alta tecnología, con máquinas de última generación y los mejores entrenadores personales que el dinero puede comprar, al que todos estamos tan acostumbrados hoy en día, ha tardado siglos en existir. Si bien su historia no necesariamente corre en línea recta, los primeros gimnasios o centros de fitness se remontan a la Antigua Grecia.

En los primeros días de los humanos, usábamos correr y trepar para mantenernos en forma, ya sea para atrapar comida o para evitar serlo, sin embargo, a medida que pasaba el tiempo y los humanos se volvían más inteligentes, las personas comenzaron a buscar formas de mejorar su salud y rendimiento a lo largo del tiempo. persona junto a ellos. Muy lejos de los gimnasios modernizados que vemos hoy, en los primeros gimnasios públicos sería más probable encontrar hombres semidesnudos haciendo cabriolas con armas. Esto se debió a que las raíces de los gimnasios modernos que conocemos hoy provienen de Grecia, y la palabra gymnasium proviene de la palabra griega 'gymnos' que significa desnudo. Los gimnasios públicos se utilizaron por primera vez como lugares de educación para hombres jóvenes, que en ese momento incluían principalmente educación física en preparación para las batallas y aquellos lo suficientemente fuertes y rápidos para ingresar a los Juegos Olímpicos.
Después de su temprana presencia, el fitness y los gimnasios desaparecieron del ámbito público a medida que los cuerpos esculpidos se volvieron menos influyentes, con el auge de los gimnasios académicos desaparecieron y el fitness estaba totalmente mal visto. No fue hasta el siglo XIX que los gimnasios comenzaron a volver a entrar en la sociedad, cuando las escuelas comenzaron a implementarlos para que los niños se beneficiarán de un riguroso programa deportivo. Esto luego reavivó el interés y el aprecio del público no solo por los beneficios para la salud de mantenerse en forma, sino también por la estética de verse en forma.

Siguiendo este modelo de negocio y el éxito desenfrenado que estaba teniendo en todo Estados Unidos, un hombre llamado Jack Lalanne abrió lo que se cree que es el primer gimnasio en California. A Lalanne también se le atribuye el mérito de haber introducido máquinas en los gimnasios, que todavía vemos hoy, máquinas como una prensa de piernas o máquinas que incorporan cables. ¡Fue Lalanne quien inspiró el primer Golds Gym que hoy conocemos como la meca del fitness en todo el mundo! Fue esto lo que significó un cambio en la forma en que las personas veían el fitness y el ejercicio.
En el mundo actual, el fitness está en todas partes y es una parte importante de la vida y los medios de vida de las personas. Hoy tenemos mega cadenas en todo el mundo que se basan en la estética de Golds Gym, sin embargo, a medida que nos movemos hacia un mundo más personalizado, vemos esto en todos los aspectos de la vida y esto se traduce en el mundo del fitness con más y más personas buscando. para un club de salud y fitness con un toque personal que se adapte a sus necesidades individuales. Es por eso que las fragancias HYscent y comerciales son tan necesarias para gimnasios y centros de fitness. Nadie quiere hacer ejercicio en un entorno en el que no se tienen en cuenta sus necesidades. Al perfumar su institución, no solo crea un ambiente agradable para sus clientes, sino que también, inconscientemente, les muestra que se preocupa por sus necesidades al personalizar diferentes áreas para diferentes estados de ánimo.Pacific Waves con sus propiedades estimulantes o Coastal Winds ya que promueve el enfoque y el equilibrio. Del mismo modo, otras fragancias como Ceylon Cinnamon con sus propiedades energéticas serían perfectas para ayudar a estimular a sus clientes.  HYlights, Noticias de la Industria, Marketing de aromas Por Robert Spencer